Igual

No funciona igual la lectura que la escritura.

No funciona igual mi mirada que la tuya.

No funciona igual mi pluma en la amargura.

No funciona igual el retrato de mis días que los cientos de enseñanzas.

Suma, hacer crecer, duplicándome, sin completarme, sin olvidarme, aprende soñando.

Entenderte.

Crece, se derrumba y se construye al mismo tiempo.