¡Te odio!

Me da asco, sólo produces desesperanza, tiemblas y no sabes qué pasa.

Me miro al espejo y ni siquiera hay… alguien, tienes tiempo rondando por aquí, haciéndote presente y dejándonos libres, me engañas, porque sigues aquí, de repente y a pesar de que han dicho que no está bien, te odio.

Siento que es lo único que mereces, que me acuerdo de tu sombra y de la mía y sólo veo gris, no recuerdo, es nublado y de nuevo… te odio.

Porque no te siento, porque no tienes forma ni figura, tomas la mía como si pudieras, tomas mis sentidos y mis sentimientos, respiras a mi ritmo y te siento fuerte, más que a mí, porque te has comido mis ganas y mis pocas palabras.

Lo único que se apodera de mí es eso, es… es… lo único que puede contigo es también… es… LA NADA.

Porque otra vez, te odio. No te tengo furia, ni coraje… eres más que eso… eres lo peor que he tenido dentro, cerca, fuera y hasta lejos, porque nunca estás tan lejos como para no sentirte.

Que pocas ganas.

Por tú culpa, hasta las ganas se me quitan y lo poco que tengo, lo pierdo, pero me hacen fuerte, me hacen creer que puedo y a pesar de eso tú siempre ganas.

Lo que más odio de ti es lo que eres…

Eres EL MIEDO que habita en mi.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s